Categorías
Barullo en papel Columnas

La villa y la misa

Cuando terminamos la primaria el grupo de amigos del barrio, que siempre estábamos juntos, nos acercamos a la iglesia San Miguel de Echesortu con la excusa de tomar la confirmación. Era de esas ideas que surgían a la hora de la siesta, y lo más probable es que fuera una excusa más para hacer tiempo,…

Categorías
Barullo en papel Columnas

Costumbres rosarinas

Si el tiempo que esperé colectivos en Rosario lo hubiera usado para estudiar, hoy sería médico, abogado y tocaría el piano como Horacio Salgán. Cierta ves en la fiesta rosarina llamada -de la colectividades-, se produjo un milagro: En el quiosco de Bélgica vendían choripán. En las canchas de Rosario se vende la gaseosa más…

Categorías
Barullo en papel La entrevista

Quintín Palma: “Hay una cosa payasesca que tengo intrínseca”

Hijo de artistas, se va haciendo camino en Buenos Aires. “Hago lo que sé hacer”, dice y repasa lo hecho el año pasado: llenó dos veces el teatro donde montó su obra “La violencia de la ternura”, entrevistó al presidente Alberto Fernández, a Jack Black y a Pepe Mujica, hace radio con Malena Pichot y televisión abierta.

Categorías
Barullo en papel Columnas

Melancolía

Dormir para olvidary cueste lo que cuesteliberar las culpas. Mirar para entender,como si los objetosdisiparan las dudas. Meditar para sentirque el silencionos brinda respuestas. Respirar y brillardeseando que la lunaabrace las penas. Publicado en la ed. impresa #19

Categorías
Barullo en papel Cultura

Historia de un reencuentro

Cecilia Reviglio es rosarina, docente, investigadora y escritora. UNR Editora publicó el año pasado su nouvelle La casa frente al mar, que pasó a formar parte de la colección Confingere. Barullo reproduce parte de la entrevista a la autora disponible completa en tiendavirtual.unr.edu.ar.

Categorías
Barullo en papel Crónicas Recorridos

Caro diario, Rosario

“Querido diario, hay una cosa que es lo que más me gusta hacer: mirar”Nanni Moretti. Hay algo de la esencia paseante, flâneur, que solo sucede andando en moto. Una ciudad no se conoce en auto. ¡Cómo la hubieran disfrutado Pessoa, Macedonio o Clarice Lispector! No sucede a pie, ni en bici, ni en auto, ni…