Un bodegón perdido en el tiempo

Ilustración: Freddy

El comedor Paraná es un bodegón inverosímil, un lugar improbable para el mundo actual. El techo alto, las paredes revestidas de delgadas láminas verticales de madera y decoradas apenas con un póster y un almanaque, los sencillos manteles bordó cruzados sobre un fondo de tela blanca, las mesas y sillas que ostentan varias décadas y la estantería detrás de la barra —donde se mezclan botellas de antaño y las jarras pingüino— colocan tanto al visitante ocasional como al habitual parroquiano en un ambiente que pareciera naufragar y esquivar con tranquilidad las imposiciones de la época. Pasan los años y el lugar sigue igual. Solo falta en la entrada, desde hace un par de años, el tradicional cartel con la propaganda de Seven Up en el centro y el nombre del comercio a un costado.

Sobre los vidrios de las ventanas, a la altura del metro ochenta, aún se ven pintadas las viejas ofertas gastronómicas de la casa —picadas, carlito, minutas—  en letras negras y mayúsculas, como se estilaba treinta años atrás.  No hay música y la televisión está puesta a medio volumen, cosa de que se pueda conversar.

“Acá la tuve comiendo a la legendaria Nati Mistral. Venía con su perrito, lo dejaba en la ventana”, comenta José, cuyos padres fundaron el lugar cincuenta y siete años atrás, justo cuando él nacía. Su papá murió hace ya tiempo, su mamá hace cinco años, en los últimos tiempos se sentaba en una silla al final de  la barra, donde comenzaba el pasillito que lleva a la cocina. José recuerda entre risas: “Un domingo a la noche vinieron Los Nocheros, cuando eran furor, año 2003, y los atendió ella, que ni los conocía. «Qué hambre que tenían estos muchachos —decía—, se comieron todos los ravioles». Los artistas que actuaban en El Círculo terminaban sus funciones y se llegaban al Paraná. “Había más bohemia —piensa José—, gente que venía todas las noches a comer, todo el mundo estaba con su historia”.

Seguir leyendo en la ed. impresa #02

Leé las notas completas en la edición impresa. Ver puntos de venta

Deja un comentario