Categorías
Barullo en papel Columnas

La madre perdida

Cuando la ciudad aún parecía una ciudad la gente se encontraba en los bares y se miraba entre sí, y no una pequeña pantalla. Cuando la ciudad aún recordaba a una ciudad los ómnibus surcaban sus calles y aquellos ómnibus ―de todos colores― llevaban a los estudiantes y los trasnochadores, a los trabajadores y los…

Categorías
Barullo en papel Columnas

Osa Mayor

Esta mañana la casa se llenó de voces, como en los mejores tiempos. Hasta quedaron algunas marcas en el recibidor, porque los hombres que forzaron la puerta eran rudos, estaban demasiado absortos y no reparaban en sus huellas pringosas o en el semicírculo que dibujó la madera descalzada al deslizarse sobre las baldosas. Vinieron a…

Categorías
Barullo en papel Columnas

Escandalizar tenuemente

“Médulas que han gloriosamente ardido.”Quevedo La frivolidad es belleza en la quietud del vacío, su sustancia es la exhibición, no la soledad. Su ambición es el cielo abiertoy la carcajada que pretende trascender. Escondite de tragedias, patria del bienestar.Necesita público y alineación de las causas,pero cómo defender las causas, cómo. Marchando por la lógica de principios…

Categorías
Barullo en papel Columnas

La grassa de las capitales, la conversación profunda y las historias quedan

Grassa / La Petite Mort / Fuste / Grassa / discos A la primera escucha, Grassa ya prende fuerte, como esas bandas a las que el motor del rock les sostiene cualquier épica que decidan transitar. En este caso incorporando diferentes aditamentos anclados en el pop, en la electrónica, en el uso de sintetizadores y…

Categorías
Barullo en papel Columnas

Sarlo y los chocolates

Yevgenia Belorusets es una escritora y fotógrafa ucraniana que vivía con un pie en Kyiv y el otro en Berlín. Al comenzar la guerra se quedó en Ucrania y, a través de un diario que en español publica La Vanguardia de Barcelona, va dejando un registro cotidiano de los estragos que genera la invasión rusa.…

Categorías
Barullo en papel Columnas

Gerardo en viaje

Son las 6.52 de domingo frío, hace días que duermo Maldito el momento de la dirección errónea de esta casa Duermo para no velar la guerra, duermo porque ha muerto Y en el santuario de los pies fríos es el único valiente Que se ha asomado a verme dormir sobre la muerte Gerardo se ha…