Categorías
Barullo semanal

In memorian de Héctor Nicolás Zinni

Texto escrito por uno de los autores del libro “Prostitución y Rufianismo”, que acaba de reeditar Homo Sapiens Ediciones.

El 31 de marzo de 2004 falleció mi querido amigo Héctor Nicolás Zinni. Con él se fue para siempre no sólo el coautor de esta obra que comenzamos a escribir en 1969 en una de las tantas redacciones que integrara (esa vez la de la recordada revista “Boom”), sino también uno de los más empecinados buceadores del pasado de su ciudad, siempre desde el apasionamiento, la portentosa capacidad de trabajo que lo caracterizaba y el amor por las grandes y menudas historias de la gente que es el sello de su obra.

Fue poeta, escritor, periodista e historiador, y construyó una prolífica labor de investigación sólidamente fundamentada en la rigurosidad documental y que es la base de la más de una docena de libros que publicó y de los que aún se encuentran inéditos. Realizó decenas de entrevistas para que no se perdieran en el olvido valiosos testimonios de partícipes directos de sucesos que marcaron la historia de Rosario y rastreó libros y documentos en archivos polvorientos donde sólo su agudeza intelectual era capaz de hallar pistas para desentrañar los enigmas del pasado que se le presentaban a cada paso.

Ese entusiasmo fue el que nos llevó a coincidir en la escritura de este libro, por muchas razones pionero del estudio de la “mala vida” en el país, y que es el mismo que siempre luego tuvimos en nuestra posterior producción individual.

En el inicio mismo de abril, “el mes más cruel”, según T. S. Elliot, con Héctor se fue también una vida dedicada al amor por los libros, a eso tan entrañable que era para él la cultura popular, al tango y al lunfardo y, sobre todo, al culto inalterable de la amistad.

Pocos meses antes de su partida se dedicó, con esa proverbial minuciosidad que lo caracterizaba, a la preparación de un índice onomástico para este libro y que se incluye en esta edición. Como curioso e infatigable investigador y librero de alma, pensó que el mismo sería fundamental en una obra como ésta para que los que se acercaran a ella pudieran encontrar rápidamente el dato buscado. Pensó, como siempre lo hizo, y todos los que lo conocimos podemos dar fe de ello, en los demás.

Por Rafael Ielpi

Realizó sus estudios primarios y secundarios en Rosario y cursó materias en la entonces Facultad de Filosofía y Letras. Trabajó en el periodismo, fue integrante de la Editorial de la Biblioteca Vigil, redactor y director creativo de agencias de publicidad y en 1983 fue designado responsable del área de Cultura de la Municipalidad de Rosario hasta 1989. Fue elegido concejal de la ciudad en 1991/95 y 1997/2003, año en que fue designado director del Centro Cultural Rivadavia, hoy Roberto Fontanarrosa, hasta la fecha. Publicó libros de poesía desde “El vivió absoluto” (1964) a “Fotos de familia” (2019), trabajos de investigación histórica: “Prostitución y rufianismo” (1972, con Héctor Zinni), “El imperio de Pichincha” (2009), “Rosario del 900 a la década infame” (2006), “Rosario, vida cotidiana” (2001), entre otros. En 2004 fue declarado Ciudadano Ilustre de Rosario “por su aporte a la cultura de la ciudad”.

Dejá un comentario

Barullo 22 ya está en la calle

Gabriel Ippóliti. La mano que no deja de volar y crear mundos. Por Leandro Arteaga