El barullo de la «ortografía yeyé»

La nueva ortografía que «cocinan» las 22 academias hispanas ha provocado más recelo que entusiasmo. Medidas como el «entierro» de la i griega y la «entronización» de la ye han bautizado como «ortografía yeyé» antes de nacer a una norma recibida con cierto desdén, cuando no indignación. El anuncio del cambio normativo originó un notable barullo que ha llevado al director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, a moderar el entusiasmo inicial”. (Diario Vasco, noviembre de 2010).

“Cuando le compré el terreno a la vieja, qué barullo que hacían todos. El trompa era el único que se quedaba tranquilo. «Hacés bien, pibe», decía, y dale al tabaco”. (Julio Cortázar, fragmento del cuento Torito).

“Ajeno al barullo literario, Ishiguro es un escritor que se toma su tiempo para escribir, que cambia de registro con cada nueva obra”.  (Jorge Herralde, fundador de Anagrama y editor en español de Ishiguro, diario La Nación, 2017).

“Pero dentro del barullo aún cobraron mayor nitidez las voces y los ruidos que tenían al escritor como blanco”. (Peter Handke, fragmento de La tarde de un escritor).

Deja un comentario