Barullo presentó su tercer número

Con la presencia de la vicegobernadora electa, Alejandra Rodenas, y el flamante rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci; Horacio Vargas, Sebastián Riestra y José Perico Pérez, directores de Barullo, presentaron el tercer número de la revista en la librería Homo Sapiens.

Trabajar en equipo

En un salón atiborrado, el primero en tomar el micrófono fue Perico Pérez. Tras agradecer el acompañamiento de los invitados y del público, el titular de Homo Sapiens valoró el esfuerzo que conlleva hacer una revista impresa en un contexto desfavorable como el actual, y afirmó que “hoy más que nunca hay que apostar al trabajo en equipo”. A su vez, destacó la “amplitud” del staff de redactores y convocó a las “nuevas generaciones”.

La palabra y el paisaje se necesitan mutuamente

“Afuera, más allá de estas puertas, está el paisaje. El paisaje es la ciudad, es el país, es el río y, sobre todo, es la gente”, dijo Sebastián Riestra llegado su turno, y proclamó: “La palabra y el paisaje se necesitan mutuamente, el paisaje sin la palabra no puede expresarse, si la palabra no tiene al paisaje para contar, se convierte en un retruécano vacío. Pero cuando el poder se une con el gran dinero el paisaje está ajeado y sangra, es fragmentado. El gran poder y dinero unidos dividen; es usufructuado a posteriori, hasta el final, y por último arrojado al cesto de los residuos. Así está el paisaje en este momento, así está el país”.

Y añadió: “Barullo, desde la palabra nosotros como bandera, intenta ser una respuesta ante tanta destrucción, una respuesta colectiva, que impida desde el corazón de la palabra”. Para el periodista y poeta, se trata de una respuesta que hay que dar entre todos y haciendo mucho más barullo del que se está haciendo ahora.

Para finalizar, leyó un texto que se publicará en el número 4.

Una revista para leer

Seguidamente, el periodista y escritor y fundador de Barullo, Horacio Vargas, destacó la presencia entre el público del intendente electo de Rosario, Pablo Javkin, quien brindó una entrevista exclusiva donde adelanta sus planes para Cultura, entre otros ejes. “Es una entrevista extensa. Y cuando digo que es extensa estoy remarcando también el perfil de Barullo: es una revista para leer, mientras todos van hacia lo digital, nosotros nos detenemos en el papel, hacemos un periodismo narrativo de calidad”, avisó.

Además, recalcó el apoyo de los auspiciantes y delineó algunos de los contenidos de la nueva publicación: El carlito, ese sándwich rosarigasino; la entrevista a la gran cronista Leila Guerriero; los orígenes y recorridos de algunas librerías de viejo de la ciudad; la crónica en el nuevo acuario en el marco del programa municipal Turista en mi ciudad; el retrato de Rafael Bielsa, y el registro fotográfico que hizo Antonio Berni en Pichincha en tiempos de prostíbulos. Sobre esta última, Vargas -autor de la nota- dijo: “Ojalá esa muestra llegue a Rosario próximamente”.

Expresión de lo colectivo

“Todos nosotros y nosotras tenemos que agradecerles el compromiso de hacer esta propuesta”, expresó el rector de la UNR, Franco Bartolacci, mientras observaba a los directores de la publicación. “Siempre me gustó mucho el nombre de la revista -prosiguió-. No sólo porque a uno lo vuelve a la infancia desde múltiples lugares, sino también a lo colectivo; el barullo está ahí donde se juntan muchos y hacen ruido, molestan, ponen en evidencia muchas cosas”.

En tanto, resaltó la “audacia de apostar al papel”, la calidad de los periodistas y el trabajo llevado a cabo por la directora de la UNR Editora, Nadia Amalevi. “Queremos ser una trinchera colectiva; en estos tiempos complicados, mucho más”, dijo sobre el final.

Papel, papelito

“Pensé algo que tenga que ver con la memoria: cuáles fueron las revistas que fuimos de chicos”, alentó la futura vicegobernadora Alejandra Rodenas, quien durante su alocución rememoró la “antinomia estructural de las revistas Billiken y Anteojito”, su ansiedad de niña cuando, en dictadura, su hermano iba a buscar al kiosco Humor; sus recuerdos de cuando espiaba publicaciones ajenas o la vez que se encontró por primera vez con Cerdos & peces. “Estaba pensando esas revistas como construcción de nuestra subjetividad”, agregó para luego mencionar la importancia de tener en claro “los rastros de lo que fuimos y de lo que queremos seguir siendo; esos rastros de esta ciudad que enarbola sus banderas de manera tan firme, de esta ciudad que transpira cultura”.

Para concluir, leyó un texto que escribió en relación a “qué significa el papel”.

Deja un comentario