El deseo de buscar

Fue fundador del mítico grupo de rock Síntesis, se formó en la Escuela de Música de la Universidad Nacional de Rosario, compone, toca piano, guitarra y clarinete. Radicado en París, desde hace cuatro décadas, Jorge Migoya estuvo en la ciudad presentando su nuevo disco y repasa para Barullo su vida y su tarea.

—En tu multiinstrumentismo hay una unión entre piano, guitarra, clarinete, voz y percusión.  ¿Cuál llegó primero a tu vida?
—Mi primer instrumento fue la guitarra, el regalo de los Reyes Magos. Comencé a estudiarla de manera clásica a los siete años y por orden de aparición la sucedieron el piano, el clarinete y los demás.

—¿En qué entidad de Rosario estudiaste música y que profesores fueron tus referentes?
—Cuando chico estudié guitarra en un conservatorio particular y luego entré en “LaSiberia”, la Escuela de Musica de la UNR. Allí estudié, entre otros, con Dante Grela, Marta Varela, Juan Bautista Zaghis, mi profesor de clarinete, y Santiago Grande Castelli, mi profe de armonía y composición.

—Barrio de Rosario donde creciste, tu cuadra, tus bares, tus lugares para hacer música…
—Mi infancia giró alrededor del parque Independencia, nací en calle Dorrego y luego la familia se mudó del otro lado del parque, por calle Crespo, es decir por un lado Gimnasia y Esgrima y por el otro Newell’s, ¿qué dilema, no? Quizás fue por eso que elegí ser hincha de un club de Arroyito, lejos de mi barrio. Mi recuerdo de adolescencia es en la calle Crespo, donde desde muy jovencito ya comenzaba a tocar en los bailes, yo era un pibe de 15 años con viejos de 25-28. Encantado de volver por las madrugadas tipo cinco o seis después de tocar en las afueras de Rosario con el Rastrojero, que nos traía a casa lleno de equipos y bafles, cansados pero supercontentos. ¡Tocar en Pérez o en Zavalla, en pícnics de la primavera, era tocar en Woodstock! Fue en ese barrio donde conocí a Juan Ricci (futuro bajista de Síntesis), quien vivía a una cuadra de mi casa, en un pasaje que inclusive creo que se llamaba justamente Independencia. Julio Cusmai también vivía por allí, no tan lejos, por Ovidio Lagos y 27 de Febrero, pero a él lo conocí más tarde, por la creación de Síntesis, ya que fue el batero. Cuando teníamos 17 o 18 años con Juan y su hermano Roque pasamos horas y horas  escuchando música en su casa, todo el rock de la época: Led Zeppelin, The Who, Santana, Emerson, Jethro Tull…. Cada uno tenía sus ocupaciones pero el momento mágico y único era escuchar mucha música, tomando mate.

Seguí leyendo en la ed. impresa #05

Leé las notas completas en la edición impresa. Ver puntos de venta

Deja un comentario