Cazadores de imágenes

Foto: Verano de 1956. Amigas mateando en las islas

Las fotografías tienen movimiento. Están hechas de luz. Y no hay nada más veloz que la luz. Retratan un momento del pasado. Pero no lo fijan, sino que lo hacen dialogar con el presente. Abren una brecha entre el presente y el pasado. Habilitan una zona de misterio, una terra incognita en la que tiempo y espacio funcionan de una manera u otra, y participan de una danza melancólica, como un tango de luces y sombras, un dos por cuatro en el que muertos y vivos se mezclan en un abrazo y le sacan viruta al piso.  

En el espacio virtual, hay sitios dedicados a las fotos antiguas de Rosario como Rosario Antiguo y Fotografías y Estampas del Rosario Antiguo. Estos emprendimientos, verdaderas puertas a otras épocas, no solo ofrecen miles de imágenes de la ciudad, sino también historias, reseñas y referencias precisas de los sitios que las fotos ilustran.

La historia gráfica, la tradición oral, la historia de la vida cotidiana se ofrecen en forma de una experiencia colectiva que no deja de crecer, como un universo en constante expansión, gracias al aporte permanente de la gente. Rosario Antiguo y Fotografías y Estampas del Rosario Antiguo son productos de la vocación de cazadores de imágenes rosarinos, apasionados por la historia de la ciudad.

Seguir leyendo en la ed. impresa #02

Leé las notas completas en la edición impresa. Ver puntos de venta

1 respuesta en “ Cazadores de imágenes ”

Deja un comentario