El comedor Paraná, en la esquina de Rioja y Laprida, es uno de los últimos refugios para gente de otras épocas que todavía valora el sencillo acto de conversar. Y nunca hay apuro.

Ilustración: Freddy
Para leer las notas completas deberá comprar la revista; priorizamos la lectura en papel. ¿Dónde se consigue?

El comedor Paraná es un bodegón inverosímil, un lugar improbable para el mundo actual. El techo alto, las paredes revestidas de delgadas láminas verticales de madera y decoradas apenas con un póster y un almanaque, los sencillos manteles bordó cruzados sobre un fondo de tela blanca, las mesas y sillas que ostentan varias décadas y la estantería detrás de la barra —donde se mezclan botellas de antaño y las jarras pingüino— colocan tanto al visitante ocasional como al habitual parroquiano en un ambiente que pareciera naufragar y esquivar con tranquilidad las imposiciones de la época. Pasan los años y el lugar sigue igual. Solo falta en la entrada, desde hace un par de años, el tradicional cartel con la propaganda de Seven Up en el centro y el nombre del comercio a un costado.

Continuar leyendo en la edición impresa #02

Santiago Beretta

Nací en Rosario en 1989. Soy periodista y escritor, aunque me gano la vida también con changas y laburos de distinto tipo. Desde chico me gusta andar por las calles, contar la ciudad y sus personajes, sus lugares y cotidianidades. La escritura me permitió darles forma y sentido a estas ganas e inquietudes. Desde 2010 dirijo y edito la revista Apología y actualmente participo en distintos medios gráficos de la ciudad. El fin es siempre el mismo: pensar y compartir mis divagues ciudadanos a través de mis notas. En 2017 publiqué Rodolfo Elizalde, libro que recopila charlas con el artista plástico.
Santiago Beretta

Latest posts by Santiago Beretta (see all)

Categorías:#02 Recorridos

Deja un comentario