EDITORIAL #01 (ABR-MAY 2019)

En noviembre de 1970, la Vigil lanzó a la calle un libro que combinaba textos de escritores rosarinos con fotografías en blanco y negro que mostraban a la ciudad como nunca se la había visto. En esas entrañables páginas, Jorge Riestra la describía así: “…sacudiéndose con el estallido de las convulsiones sociales, triunfando y fracasando, volviendo a luchar, rehaciéndose; imitando, reclamando, dependiendo, menospreciándose y negándolo a la vez, indignándose; así de contradictoria pero viva: fervorosa, negligente, revolucionaria, temerosa, pujante, rutinaria, creadora, indiferente, luminosa, gris: un enigma; y buscando, buscándose: como descuajada de su historia pero intentando parirla, menos aristocrática que nunca. Lo que será se esconde en el corazón de los días”.

El libro se llamaba Rosario, esa ciudad. Y dejó huella.

jorge salum

Contemplo la escena mientras voy en bicicleta. Día por medio, haga frío o calor, pedaleo por la ciudad y sus alrededores, incluso algunos caminos rurales. No soy el único: en la calle cada vez somos más los que vamos en bici, por necesidad o porque simplemente nos gusta, aunque pedalear por Rosario tenga una buena dosis de riesgo y aventura. Es que la ciudad es un lugar hostil para los ciclistas. Cualquier ciudad, y Rosario en especial, plantea desafíos para quienes pedaleamos. La culpa es de quienes la habitamos.

Un día en...

Primera incursión en el Castagnino

javier núñez

La única vez que estuve en el Museo Castagnino fue para un concierto de jazz, en el marco de un festival que tuvo lugar hace poco más de un año. Esa es toda mi experiencia previa: un concierto de jazz y centenares de domingos en los que pasé por la puerta de camino a la cancha. Aunque últimamente he visitado sin falta los principales museos de las ciudades a las que viajé, nunca antes había asistido a una muestra en el museo de la ciudad donde vivo: siempre hay un motivo para justificar la postergación.

Crónicas

barullo en serodino

marcelo scalona

Es sábado, de mañana, paso a buscar al fotógrafo de la revista para ir a Serodino, 55 kilómetros al norte de Rosario, el pueblo, el nombre del pueblo, Serodino, que no tiene nada épico ni imaginario, simplemente el apellido del dueño de las tierras, 1886, don Pedro dona (se) algunos lotes y sin saber funda una comuna o un condado que integrará la constelación de pueblos imaginados o más bien fundados en la imaginación del escritor propio, nacido en 1937, el más chico de los Saer, el Juani…

Recorridos

pizzerías de rosario

mauro aguilar

El tipo es flaco. Canoso. Los ojos oscuros. Está erguido, serio. El delantal blanco. Blanco de tela, blanco de harina. Pero olvidate de eso. Olvidate por un segundo. Mirá las manos. Yo sé lo que te digo. Quedate con las manos, el movimiento de los dedos. El tipo flaco, blanco, canoso, sabe que hay un momento en el que ya puede confiarle a la masa su misión más trascendente: convertirse en pizza.

Gente que hace

preservación del patrimonio arquitectónico

horacio çaró

Ana María Ferrini es bajita, acomoda todo el tiempo su pelo crespo y encandila con sus ojos claros. Es profesora de Letras y licenciada en la misma disciplina, y no la une a la arquitectura otra cosa que una pasión secreta que fue aflorando en ella con los años pero desde muy temprano: la fotografía. Sus padres, que define como “buenos fotógrafos”, fueron quienes le legaron su primera cámara, una Kodak de cajón.

La entrevista

RAFAEL "NEGRO" IELPI

Edgardo Pérez Castillo

Es uno de los poetas vivos más importante de Rosario. “Yo creí que iba a ser inmortal”, dice a Barullo, a los 80 años. Ielpi repasa su vida entera: una infancia pobre y soportable en barrio Echesortu, el ingreso a la Facultad de Filosofía y Letras, crecer en la ciudad acotada, que describió como pocos como investigador de la vida cotidiana, participar de la histórica experiencia de la editorial Vigil. “Tengo otra suerte, porque la gente me recuerda más por la cultura que por la política”, reafirma el actual director del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa.

rafael-negro-ielpi

Periodismo feminista

sonia tessa

Se respira otro aire en la calle, en los colectivos, en las oficinas. Se escuchan todos los días frases que antes eran una anomalía. Las más jóvenes no dejan pasar ni una violencia, son conscientes de que está en sus manos construir otro mundo. El tema son los vínculos. Donde había violencia, donde había jerarquías, hay límites, hay revisión de los estereotipos.

Ambos mundos

miguel roig

Me pregunta el editor si Rosario es Barcelona. No tengo la más mínima idea, le respondo. Puedo escribir sobre la Revolución Francesa, anoto en un Whatsapp desde Madrid, después de dejar en la falda, boca abajo, 14 de julio, el último libro de Éric Vuillar (Tusquets, 2019), una novela apoyada en la investigación de todos los archivos disponibles sobre el cambio de hora histórico que se produjo en el siglo XVIII. El editor me da su consentimiento, pero advierte: que tenga un anclaje en Rosario.

Ensayo fotográfico

beatriz vignoli

Un rallador y un jarro de aluminio. Una lata de aceite de oliva y un destornillador. Parejas desparejas de utensilios domésticos, reunidas por la urgencia de la bronca humana. Juntas con una única función: amplificar el grito. Un hombre, una mujer, no deciden sus rasgos pero sí sus consumos. Por eso, al retratar las cosas de las que alguien se rodea cotidianamente, al mostrar lo que se tiene más a mano, Sebastián Vargas hace verdaderos retratos.

OBRA REALIZADA ENTRE LOS AÑOS 2016 Y 2018 EN LAS MANIFESTACIONES CONTRA LOS “TARIFAZOS” DEL GOBIERNO NACIONAL​

Arte & Espectáculos

LOS DOMINGOS DEL PROFESOR

Alberto giordano

El 23 de febrero, César Aira cumplió 70 años. Me resulta tan raro como que yo esté por cumplir 60. Cuando nos conocimos, él tenía 42. Eso es lo más extraño de todo, que aquella tarde en el café La Paz, cuando sentí que estaba en presencia de la literatura y no sólo de un escritor, él tuviera dieciocho años menos que los que yo tengo ahora.

En la sala oscura

Leonel Giacometto

El teatro es una discusión en presente. Siempre. Ocurre, y se va mientras estamos vivos. Si miramos con atención, el teatro está y sucede en todos lados, y no hay ninguna disciplina artística que se le parezca. Se cuela, se mezcla, se nutre de todo el arte y la vida, y hace comunión.

st. viNcent se muestra profunda y abrumadora

carolina taffoni

A simple vista, o con un pantallazo de Wikipedia, St. Vincent parece demasido perfecta. St. Vincent (el nombre artístico de la norteamericana Annie Clark) podría ser tranquilamente un hermoso producto de realidad virtual pergeñado por empresas de software que captan el gusto del rockero arty promedio…

72º salón nacional de rosario

rubén echagüe

Salí del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro), portando conmigo el catálogo del 72° Salón Nacional de Rosario, que laboriosamente acababa de recorrer. Laboriosamente fui izado por el ascensor hasta el último piso, y laboriosamente descendí luego por las escaleras metálicas de ese singular edificio que, reflexioné, espacialmente es tan aparatoso y poco útil como la pirámide de Keops…